domingo, 16 de mayo de 2010

Leasing, Renting, Fondo de Maniobra y Flujo de Caja; conceptos a tener muy en cuenta en nuestra Organización

En el articulo anterior hablamos sobre la compra del inmovilizado y su amortización, pero no tratamos la situación en las que una Empresa alquila el inmovilizado; conocido cómo arrendamiento financiero o leasing.

En el leasing forman parte 3 elementos:

  • Arrendador: Persona o Entidad que obliga a transferir temporalmente el uso y goce de una cosa mueble o inmueble a la otra parte. - Arrendatario -

  • Arrendatario: Persona o Entidad que se compromete a pagar por el uso o goce del bien por un cierto precio durante un cierto tiempo.

  • Contrato de Arrendamiento: Documento dónde se muestra el contrato firmando por el arrendador y por el arrendatario.


Por lo tanto, podemos definir leasing cómo un contrato mediante el cual, el arrendador traspasa el derecho a usar un bien a cambio de un pago de rentas de arrendamiento durante un plazo determinado al término del cual el arrendatario tiene la opción de comprar el bien arrendado pagando un precio determinado, devolverlo o renovar el contrato.


Existen distintos tipos de leasing ofrecidos por entidades financieras cómo pueden ser:


  • Leasing Mobiliario: Opción financiera para adquirir cualquier tipo de maquinaria, elementos de transporte, equipos médicos, material informático o cualquier otro activo necesario para la actividad de la Empresa.

  • Leasing Inmobiliario: Opción financiera para la cesión de uso de un bien inmueble adquirido por la entidad financiera. Se suele conseguir una amortización acelerada de los bienes financiados, normalmente el doble o el tripe del coeficiente máximo según las tablas de Hacienda.

  • Leasing Operativo: Opción financiera que en la cuota a pagar incluye gastos de mantenimiento del bien adquirido – en el Leasing Mobiliario no se incluye ese seguro, por lo que las cuotas a pagar son más bajas – pudiendo así, olvidarnos de cualquier eventualidad que pudiera surgirnos.



¿ Pero realmente cuando se utiliza el leasing ? El leasing lo suelen utilizar las empresas/personas que necesitan un determinado bien pero en ese instante no esta en condiciones de destinar recursos para ese determinado bien. Se suele utilizar frecuentemente para cosas que se deprecian o se tornan obsoletos en un plazo no muy largo, un buen ejemplo de ello pueden ser los ordenadores o los coches. Es decir, según hemos visto los tipos de leasing, si contratáramos un leasing operativo, podríamos tener un conjunto de ordenadores con su respectivo mantenimiento olvidándonos de cualquier problema que nos podrían dar. Otro ejemplo de leasing puede ser el ofrecido por la empresa automovilística Peugeot, el coche eléctrico iOn lo podrán adquirir tanto las Administraciones cómo las Empresas a partir de Diciembre del 2010 por una cuota aproximada a los 500 euros.


Otro modalidad muy relacionada con el alquiler, principalmente con los coches es el renting, su diferencia más notable con el leasing es que mediante el renting al final del periodo de contrato no se contempla la posibilidad de compra del bien. Es decir, no se realiza con la finalidad de una inversión, más bien se busca la funcionalidad del bien, otra diferencia es que el leasing esta regulado por la Ley y el renting no, si el coche sufriera alguna anomalía, avería etc sería el que nos ofrece el coche quién se encargará de arreglarlo o proporcionarnos en su lugar otro coche. Al tratarse de un sistema de arrendamiento las empresas se beneficiaran de ciertas ventajas:

  • Las cuotas a pagar se consideraran un gasto, - incluyendo el IVA - por lo tanto serán deducibles en su totalidad. Es decir, un autónomo podrá deducir en su declaración de IRPF hasta el 100% de las cuotas del renting.


¿ Pero entonces cómo sabemos si contratar un coche por leasing o renting ?

  • Si deseamos hacer una inversión a largo plazo sin correr riesgos de imposibilidad de pago de un crédito bancario o embargo de coches utilizaremos el leasing.

  • Si los coches únicamente los vamos a utilizar para trabajar con ellos – por ejemplo una empresa de reparto de paquetes que utilice furgonetas – es recomendable utilizar el renting. Las cuotas que tendremos que pagar serán más bajas, además sólo nos tendremos que centrar en nuestro trabajo porque los arreglos de las averías que sufran los coches corren a cargo de la entidad que nos ofrece el renting.


Después de haber tratado el leasing podemos llegar a la conclusión de que mediante él conseguiremos acelerar la amortización, teniendo en cuenta que se establece un limite anual máximo. Esta técnica es bastante utiliza para la compra de instalaciones, si lo hiciéramos mediante un préstamo se amortizaría en 10 años y si lo hiciéramos mediante leasing se amortizaría durante el periodo del contrato, - si es inferior a 10 años – conseguiríamos anticipar el gasto por amortización, así pagaríamos más tarde el impuesto sobre el beneficio y podríamos diferir la carga tributaria. Por lo tanto parece que el leasing puede ser una herramienta bastante importante para nuestra Empresa ¿ no ? :-)


Empresas cómo Apple, Coca Cola, Mini, es decir esas empresas que recordamos por su “marca” tienen una cosa en común que tienen un gran prestigio, un buen nombre en el mercado. ¿Pero cómo se conoce esto en el mundo financiero? Good Will o Fondo de Comercio. Es mediante este concepto cómo podemos justificar que el comprador esta dispuesto a comprar – tratándose siempre del mismo activo - antes a una Empresa con buena reputación que a otra Empresa cualquiera. Tener una buena reputación – actualmente la imagen en Internet esta cogiendo mucha importancia y existen nuevos empleos cómo los Community Managers dedicados a ello - acarrea tener más clientes y esto supone garantizar una mejor evolución para la Empresa.


Podemos definir Fondo de Comercio cómo, el valor actual de los superbeneficios que produce la Empresa, respondiendo al valor inmaterial de la misma, derivado de una serie de factores determinantes como la clientela, la eficiencia, la organización, el crédito, el prestigio, la experiencia etc. Entonces podemos deducir que una Empresa cuando esta en funcionamiento vale más que la suma de todo su patrimonio,- valor contable - esta cantidad que sobrepasa al patrimonio es el valor que tiene el Fondo de Comercio, si se realizará una venta de la Empresa este valor también habría que tenerlo en cuenta; formando así, el valor de adquisición. Hay quién opina que el Fondo de Comercio nos puede dar una idea de la capacidad de generar beneficios extraordinarios que tiene la Empresa.


Existen dos tipos de Fondo de Comercio:


  • Fondo de Comercio Formado: Es el que crea la Empresa con el transcurso de los años, resulta más difícil de calcular, puesto que, no se ha invertido dinero de forma directa para su formación, sino que ha sido el producto, consecuencia del trabajo realizado por la Empresa.

  • Fondo de Comercio Adquirido: Es el adquirido por la Empresa a otra Empresa. Es decir, es un tercero quién creó y trabajó el buen nombre y prestigio de la marca. En este caso, determinar su valor económico es más fácil puesto que se pago una cantidad determinada de dinero.


Por último, en cuanto a la contabilidad del Fondo de Comercio hay que decir que, en el Balance de Situación el Fondo de Comercio formará parte del activo Inmovilizado Inmaterial, pero ésta no se amortizará; aunque deberá pasar anualmente un test de deterioro. Un claro ejemplo de Fondo de Comercio puede ser la Empresa Apple, que siempre que saca productos nuevos cómo iPhone o el recién lanzado iPad en el mercado de los gadgets se causa un gran revuelo en el mercado y consigue vender los productos por precios bastante más caros de lo que les cuesta a ellos. Otro claro ejemplo puede ser la compra de los Ferrari, que se fabrican un número limitado y resulta muy difícil comprar Ferraris de primera mano. ¿ Y la venta de las start-ups en Internet a grandes Empresas cómo pueden ser Google o Yahoo! ? Si actualmente se vendiera la red social Tuenti, seguro que su Fondo de Comercio sería muy alto.


Esta quedando bastante claro mediante el blog que la Contabilidad y sacar adelante una Empresa no es tarea fácil, pensemos que contamos con una Empresa que obtiene mucho dinero, es decir, tiene un exceso de efectivo, en un primer instante podemos pensar que es una situación perfecta – normal, cómo tengo exceso de dinero todo va sobre ruedas, ¿ pero y si invirtiéramos ese dinero ? – pero eso no es así, debemos de controlar los ingresos y salidas de dinero, buscando un equilibrio; es así, cómo podemos entrar a conocer el concepto de Flujo de Caja o Cash Flow.




Flujo de Caja, se entiende por los flujos de entradas y salidas de caja o efectivo, en un periodo determinado. Por lo tanto, mediante el Flujo de Caja podremos saber en un determinado momento si falta o sobra dinero; con las ventajas que esto supone para saber si tenemos que destinar dinero a alguna inversión o tenemos que pedir financiación.


Por lo tanto, llevar un buen control de los ingresos y salidas de dinero – Cash Flow – nos puede ayudar a:

  • Tener una cantidad suficiente de dinero para lo que necesitamos producir.

  • Poder cumplir los compromisos de pago con proveedores e instituciones que nos facilitaron dinero.

  • Tener bajo control los cobros de dinero que nos deben los clientes.

  • Mejorar el uso del dinero y obtener mayor rentabilidad para la Empresa.


No llevar un buen control del Flujo de Caja nos puede ocasionar:

  • No tener suficiente efectivo para hacer frente a nuestras obligaciones financieras.

  • Descrédito.

  • Tener que solicitar sistemas bastante caros de financiación.

  • Quiebra.

Aunque todavía se pueda seguir pensando que tener un exceso de dinero puede ser positivo, eso no es así, por las siguientes razones:

  • Pérdida por inflación.

  • Pérdida por no invertir el dinero adecuadamente.

  • Riesgo por robo.


El Fondo de Comercio se puede clasificar en diversos tipos:

  • Flujo de Caja Operacionales: Efectivo recibido o expedido como resultado de las actividades económicas de base de la Empresa.

  • Flujo de Caja de Inversión: Efectivo recibido o expedido considerando los gastos en inversión de capital que beneficiarán en un futuro a la Empresa.

  • Flujo de Caja de Financiación: Efectivo recibido o expedido como resultado de actividades financieras.


Para poder saber hacía dónde van los tiros del Fondo de Maniobra, Flujo de Caja y demás conceptos tratados en este post, recomiendo encarecidamente la lectura del artículo de opinión escrita por I. Elizalde, La Receta Bosshart del consumo del Siglo XXI, publicada en Expansión; que trata sobre las recomendaciones de David Bosshart propuestas en el Congreso de Tecnomárketing 2010 de Aecoc.

1 comentario:

  1. HOla, muchas gracias por la información que ahs dado sobre que tener en cuenta en los coches en renting, muy completa y útil

    ResponderEliminar